El pastel gubernamental. ¿Cuántas rebanadas le tocará a repartir a cada candidato?

LEAN/infotlax.com

A pocos días del 06 de junio y nada es cierto. Medios de comunicación anuncian que la batalla final será entre la prianista Anabell Ávalos y la priista disfrazada de Morena, Lorena Cuéllar. Precisamente en campañas se respira en el aire mucho flujo de efectivo, que vuelan a sus bolsillos…

Sin embargo, la realidad es que nadie la tiene ganada. Lo incierto es lo bello en la política.

Por un lado, tenemos a dos mujeres, Anabell Ávalos y Lorena Cuéllar, y en el otro extremo al único hombre en la contienda, Juan Carlos, el SAGA. Ellos quieren quedarse con el pastel completo, para luego repartir.


Veamos: en primera, Anabell Ávalos será la que menos reparta. Explico: ella tiene a una megacoalición de nada más, y nada menos, que 5 partidos políticos (PRI-PAN-PRD-PAC-PS). Pero ahí no acaba la cosa, pues como el PRI está en el gobierno es evidente que dejará a sus más allegados en sus puestos y, claro, lidera la coalición. Aquí sí aplica “el PRI robó más”.

Por ello, se quedará con el 60% del pastel y ¡hasta con la vela! Entonces, los segundos en la fila serán los panistas, a quienes el PRI les repartirá a los agachones y sumisos un 20%. Ahora, el casi extinto PRD le ofrecerá un 10%, solo porque los líderes se portaron bien.

¡Buenos chicos! Las migajas se las repartirá entre 5% y 5% al PAC y el PS; que al final la familia Ortiz no perderá. Al contrario, serán los borregos de la UATx quienes perderán. Así que el 5% será más que suficiente. Con el PS… mejor no hablamos…


En un segundo término, tenemos a Lorena Cuéllar quien desde antes de que se impusiera como candidata, ya había repartido el 60% del pastel a su gente más cercana y “de confianza”.

Entonces el restante, 40%, lo dejará en un plato en el suelo, para que todas y todos los ex aspirantes, que no les dio candidaturas porque no fueron palomeados por la autoritaria ex priista, se peleen por el resto. Solo porque fueron disciplinados, como una buena mascota.

Por último, tenemos al SAGA quien es el ganón porque tiene mucho pastel que repartir. Sin duda, el 40% se lo dará a sus amigas y amigos que desde años lo han apoyado. Entonces, le queda un 60% para repartir.

Es que, se rumora, que durante sus caminatas ofrece a líderes, a los que le abren la puerta, la señora de la tiendita, al que vende pepitas en la calle ¡A todos les ofrece puestos en el gobierno! ¡Vaya forma de sumar voluntades! Ofreciendo puestos a gente común y de a pie, esa gente que los gobernantes le hacen “fuchi”.

Esa estrategia puede funcionar: votos a cambio de trabajos en el gobierno. ¡Vaya, no encuentro fallas en su lógica!

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s